martes, 15 de noviembre de 2011

Abramos la boca

Precisamente ayer -por hoy- estuve con mi odontóloga que se quedó sorprendida por la facilidad que tuve para abrir la boca hasta límites insospechados (no digamos a la hora de zampar). Pero todo tiene su truco: tomar muchas latas de cocacola zero previamente.. como el archiconocido “hombre hipopótamo”. Es un poquito friki pero tiene todas sus ventajas, así de sencillo.




Y como complemento no recomendable ofrecemos la dicharachera historia de un tío que no se corta ni con los cristales (y nunca mejor dicho). Hace lustros probó por primera vez el vidrio en un intento de suicidio pero lo superó y empezó a tomarle gustito al tema pero mezclado con alcohol y aquí le tenemos de botellón..




(Agradecimientos "cristalinos" también a Juan Carlitozzz)

No hay comentarios: